Detalles del Título
Detalles del Título

< Ant.
Sig. >
 
Título Privación de la patria potestad en casos de maltrato y abandono a los niños, niñas y adolescentes [recurso electrónico]Trabajo de Grado / Disco comp. - Trabajo de Grado
Autor(es) Espinosa Quintero, Claudia Alejandra (Autor)
Publicación Cali : Universidad Icesi, ©2007
Descripción Física 1 CD- ROM (4 3/4 plg.)
Idioma Español;
Clasificación(es) 346.015
DERECHO
Materia(s) Patria potestad; Maltrato infantil; Violencia intrafamiliar; Derecho de familia - Colombia;
Nota(s) Trabajo de grado (Derecho). Universidad Icesi, 2007
Resumen RESUMEN: La ley ha encomendado a los Defensores de Familia delicadas funciones en interés de la institución familiar y del menor. Entre sus atribuciones cabe mencionar las de promover acciones judiciales y extrajudiciales en asuntos de familia, decretar las situaciones de abandono, maltrato (psicológico, físico, abusos etc.) que pongan al menor en peligro y tomar las medidas de protección pertinentes según la gravedad de las circunstancias (Ley 1098 de 2006), por otro lado tiene el deber de homologar con efectos vinculantes las conciliaciones entre cónyuges, asistir al menor en las diligencias ante el juez competente y ejercer funciones de policía para asegurar su eficaz protección y así velar por el cumplimiento del Articulo 42 de la Constitución, que manda a mantener y cuidar de la familia.
A los jueces de familia también les ha sido asignada una especial misión para proteger
y tutelar los intereses de la familia y del menor en el desempeño de sus funciones jurisdiccionales. Esta es la razón que justifica la atribución legal del juez de iniciar oficiosamente el proceso de privación, suspensión o restablecimiento de la patria potestad (CPC art. 446), lo cual no conlleva el desplazamiento de la intervención procesal de otras personas obligadas o legitimadas.
El interés público de brindar protección a los menores - contenido en la fórmula constitucional de la prevalencia de los derechos del niño sobre los derechos de los demás -, justifica la consagración legal de una excepción al principio de impulsión procesal consistente en otorgar al juez de familia mismo la posibilidad de intervenir activamente para solventar situaciones de alto riesgo que puedan traer aparejados graves perjuicios para el menor.
El juez, a través de sus atribuciones legales, puede intervenir efectivamente para garantizar los intereses de la familia y, en el evento de estar ésta destruida, proteger integralmente la vida y el desarrollo futuro del menor.

Disponibilidad
CodBarras Localización Piso Signatura Estado Categoría
107904Biblioteca Universidad Icesi3TG346.015/E74p/CD-ROMDisponibleTrabajo Grado