Detalles del Título
Detalles del Título

< Ant.
Sig. >
 
Título Capsulas para tomar siestas Trabajo de Grado / En línea - Trabajo de Grado
Autor(es) Valencia, Juan Manuel (Autor)
Ramos Quiceno, Johanna (Autor)
Rodríguez Victoria, Eva Orietha (Asesor Tesis/Trabajos de Grado)
Publicación Cali : Universidad Icesi, ©2011
Descripción Física 1 CD-ROM (4 3/4 plg.)
Idioma Español;
Clasificación(es) 658.575
ADMINISTRACION
MERCADEO
Materia(s) Mercadeo de productos; Desarrollo de nuevos productos; Metodología de la investigación; Mercadeo de servicios; Trabajos de grado;
Nota(s) Trabajo de grado (Administración de Empresas). Universidad Icesi, 2011.
Trabajo de grado (Mercadeo Internacional y Publicidad). Universidad Icesi, 2011.
Se encuentra en el computador de consulta.
Resumen RESUMEN: En las últimas décadas, la costumbre de "echarse una siestita" se asociaba a un estilo de vida cansino y pueblerino en contraposición con nuestro estilo de vida agitado y "moderno" donde el tiempo es un limitante para realizar todas nuestras actividades y compromisos que por lo general no alcanzamos.
¿Qué persona que trabaja en una fábrica, en una oficina, atendiera un comercio o simplemente un estudiante con mil cosas que hacer iba a tener la posibilidad de parar la actividad y tomarse una siesta? Impensable, anticuado y fuera de contexto.
Sin embargo el mundo sigue andando y lo que una vez fue moneda corriente, se tornó anticuado y objeto de burla, con el tiempo, a veces, es nuevamente valorado y deseado.
Siesta viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.
Dormir una siesta puede ser una gran manera de ponerse al día con el sueño atrasado, aumentar la productividad y ser más creativos. La siesta deja al cuerpo en un estado relajado, contrarrestando los efectos del estrés diario.
La siesta es el mejor reparador natural con el que contamos. Sumarle unos minutos de sueño al mediodía a las 8 horas de la noche, consigue numerosos beneficios de los que muchas veces no somos conscientes. Es importante encontrar un lugar tranquilo y cómodo, y preferiblemente no sea la cama.
Los estudios han demostrado que la costumbre de echarse una siestita puede realmente reducir el riesgo de morir de una enfermedad del corazón.

Disponibilidad
CodBarras Localización Piso Signatura Estado Categoría
TG00142Biblioteca Universidad Icesi3TG658.575/V152cDisponibleCon.Interna